lunes, 16 de julio de 2012

GRUPO DE ESTUDIO MAYO 2012





De regreso de Reggio Emilia, es difícil expresar todo lo que se siente y lo que significó haber participado en el grupo de estudio 2012, hermosa, imaginativa e interesante experiencia, que como en otras ocasiones, no hizo más que sorprendernos y ofrecernos más oportunidades para cargar nuestras mentes y corazones, de sueños siempre posibles.

La visita a los principales lugares del centro histórico de la ciudad de Reggio Emilia, atravesada por la conocida “vía Emilia” que nos remontó a los tiempos de la conformación del imperio romano, nos permitió conocer el marco cultural en que las escuelas infantiles y nidos de esa ciudad, desarrollan su pedagogía. En una tarde fresca, recorrimos sus calles, plazas y edificios, colmados de visitantes de distintos lugares del mundo, interesados y partícipes de la Muestra de Fotografía Europea 2012; nos confundíamos y mezclábamos con los ciudadanos reggianos,como si esa diversidad fuese un escenario especial para disfrutar en distintos idiomas y con otras culturas, el calor, la música, el baile, la conversación y la lluvia que nos regalaba la primavera; fue una hermosa caminata para conocer, compartir e intercambiar impresiones con distintas maestras venidas de Colombia, México, Brasil, Perú, Uruguay, Paraguay, Argentina, España, Portugal, Costa Rica y Guatemala que como nosotros, asistían al grupo de estudio.

Las casi doscientas cuarenta participantes, fuimos recibidas en la sede de la Universidad de Módena con una amable bienvenida de Amelia Gambetti, Paola Riccò y Sara Porpora, y luego Deanna Martini y Titti Sassi nos hablaron sobre Las características pedagógicas de la experiencia de los nidos y escuelas infantiles, ilustrando y anticipando lo que conoceríamos en los días siguientes.

Maddalena Tedeschi, Clara Spaggiari y Marta Todelli nos sorprendieron con una conferencia sobre La maravilla del aprendizaje: una nueva idea sobre el cuidado en la escuela, Paola Cagliari nos compartió su visión de Reggio Emilia como una sociedad que educa y Laura Pedroni nos ilustró el proyecto que realiza el Centro de reciclaje creativo REMIDA.

Deanna Margini también nos adentró en los procesos de Observación, interpretación y documentación que conlleva un proyecto educativo y por otra parte, Mirella Ruozzi, Max Ghirardi, Deanna Margini y Titti Sassi, compartieron sus documentaciones sobre La gráfica en el nido (sala cuna) y sobre el proyecto “Huellas gráficas de los niños en la ciudad”, que desarrollaron niños y niñas mayores de 3 años.
Recorrer el Centro Internacional Loris Malaguzzi, fue otra experiencia cultural que nos permitió comprender algo más, la profundidad y complejidad del proyecto educativo reggio emiliano, que con sólidas bases en permanente recreación y reinterpretación, dialoga con la ciudad y la cultura de sus ciudadanos, poniendo en su centro la perspectiva de los niños y niñas.

Recorrimos la exposición que formó parte de la Muestra fotográfica Europea 2012,que Aurora de 5 años denominó “La partecipazione è un invito”(“La participación es una invitación”) y en ella pudimos observar cómo los niños, niñas y educadores de las escuelas infantiles se propusieron observar, documentar e interpretar con imágenes, cómo pueden experimentar los habitantes de la comuna de Reggio Emilia, su participación en los espacios públicos. Previamente en las escuelas, los niños, niñas y educadores, se centraron en buscar las relaciones que establecen las personas comunes y corrientes, con los lugares que les ofrece la ciudad y que permiten su participación activa en el ejercicio de la democracia; así fue como los niños y niñas después de hacer innumerables registros fotográficos y gráficos, los seleccionaron y elaboraron narrativas de sus puntos de vista.

Visitar el taller Rayo de Luz, nos permitió explorar, experimentar y entender gracias también al apoyo de especialistas, los fenómenos de la luz y las múltiples posibilidades de aprendizaje que ofrece a los niños y niñas de las escuelas infantiles.

Con la muestra “No es un lugar cualquiera”, pudimos aproximarnos al desarrollo de un proyecto de encuentro, reflexión e intercambio cultural, entre talleres, muestras, narraciones y momentos de convivencia, dedicados a la comida y sana alimentación.
Talleres y muestras nos ayudaron a comprender la fuerza y potencia del espacio taller, ambiente tan característico de las escuelas infantiles de esta comuna, dedicado a la exploración, descubrimiento, experimentación con los cien lenguajes y que a través suyo, se hace visible la cultura de sus niños y niñas.

Y tal vez una de las experiencias más esperadas por las participantes, fue visitar los nidos y escuelas infantiles comunales y cooperativas; en grupos pequeños, pudimos estar y sorprendernos en los nidos Aguas Claras, Alice, Allende, Arcobaleno, Rivieri, Sole y Rodari, nos adentramos en la práctica y más allá de la teoría, en los fundamentos históricos, filosóficos, pedagógicos, culturales y contextuales que guían las acciones pedagógicas, la organización de los ambientes, el taller y todo lo que lleva consigo el desarrollo de un currículo por parte de las educadoras, atelieristas y pedagogistas, en conjunto con las familias, niños y niñas; con mucha generosidad nos acogieron para contarnos la historia de sus centros, cómo se organizan, cuáles son los proyectos que están desarrollando y darnos respuesta y generarnos a la vez, nuevas dudas e inquietudes que necesariamente surgieron al recorrer los distintos y sorprendentes ambientes con sus creativos e innovadores materiales pedagógicos.

En las escuelas Allende, Anna Frank, Belvedere, Diana, Freire, Girotondo, Martiri de Sesso, Michelangelo, Neruda, Otto de Marzo, pudimos compartir con niños y niñas que pese a nuestra irrupción en sus ambientes, nos deleitaron con sus conversaciones, intercambios, comentarios, preguntas, juegos y creaciones. También fue la oportunidad de intercambiar ideas con sus educadores, atelieristas y pedagogistas, quienes dedicaron generosamente tiempo y entusiasmo para sorprendernos con sus proyectos, visiones y aprendizajes; como siempre, nos sorprendieron con expresiones de sus niños y niñas, que en nuestro caso, Samuele de 5 años regaló su interpretación gráfica del conocido educador Paolo Freire.


Para cerrar el grupo de estudio, Daniela Lanzi, Maura Rovacchi, Ivana Soncini y Roberto de Paolis, nos hicieron partícipes de su visión sobre La ética de la ciudadanía y la participación, y por su parte, Lanfranco Bassi y Consuelo Damasi, nos presentaron sus documentaciones de los proyectos que desarrollaron con niños y niñas de sus escuelas, al participar en la muestra Fotografía Europea 2012.
Y con abrazos mezclados de alegría, optimismo, agradecimientos, esperanzas, nuevos sueños y deseos de volver a encontrarnos en MAYO del 2013, compartimos en la escuela Andersen un sentido té de despedida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario